Cosas sobrevaloradas

Estan sobrevalorados sin perderme en los detalles, el perdon de los pecados, el desorden en las calles, el peso de los pesados, los cuernos conceptuales, el seis doble de los dados, muchos problemas normales. El poder de los pelotas, hacerlo todo con prisas, los faroles con dos sotas, los huevos de las Clarisas, el llamado amor eterno, el valor del patrimonio, los cuñados y los yernos, el palote del demonio. La calamina de Ambrosio y la flauta de Bartolo, pretender hacer negocios con un agujero solo. Me dicen que…ser adultos, que los gnomos, la monarquia, los moviles, los insultos, la amistad que no te fia. Estan sobrevaloradas ciertas cosas del querer, el gintonic, los toros y el tio la vara. La opinion independiente, alguna huella sonora, la mitad del medio ambiente, los 120 por hora, los jueces que repreguntan, los ruegos artificiales, los impuestos y las multas, los bobos habituales.

Tambien dicen mis amigos que las cintas de Tarantino, George Clooney en los Descendientes, The Artist y los neutrinos, la luna…si no es nueva, el norte del infinito, lo de Platon y la cueva y la purga de Benito. Lo que pasaba en Gomorra, las fotos retocadas, que la astucia sea tan zorra, lo de hablar sin decir nada.

Estan sobrevalorados los ingleses, los teutones, los franceses, los lapones y los norteamericanos, el sexo por la mañana. Puede que el sexto sentido, el saxo en lal madrugada, lo comido por servido. El canto de las sirenas desde el fondo de los mares, las terrazas y los bares y, sobre todo..dar pena.

Anuncios
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

¡Hola mundo!

Welcome to WordPress.com. This is your first post. Edit or delete it and start blogging!

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

El futbol

Durante estos dias he seguido a dos docenas de muchachos a los que no olvidaremos. Jugaron campeonatos largos, a cara de perro, y tras una semana de vacaciones se reunieron para afrontar un desafío mayúsculo. Defendieron un estilo hermoso, en el que la estatura y el músculo son complementarios, no esenciales. Se han dado unos a otros, sin egoísmos, con el cariño propio de gente que ama la vida, a su oficio y a los demás. Han ganado la copa más importante y nos han dado un ejemplo de cómo se debe andar por la vida. Quizá con la emoción exagere, pero me parece que desde ahora este país será otro gracias a ellos.

 

El futbol, ese fenómeno social que mucha gente no entiende y que incluso entendièndolo, es difícil de explicar. Pues no lo expliquemos. Como tantas otras cosas en la vida, solo aceptemoslo como algo que esta y que ha venido para quedarse. No es un deporte, ni un Mundial, ni un juego, es una forma de entender la vida, de asociarse para un fin comun, de 23 tipos cada uno de su padre y de su madre, con su educación y sus ideas, que de repente nos han enseñado en un escaparate de dimensiones planetarias, lo que es y lo que puede hacer un grupo con talento protegido de influencias dañinas

 

El futbol y las pasiones del pueblo. Cuando os pregunten por què es tan importante, explicarselo bien.  No da soluciones, pero da alegrias

Publicado en Personal | 1 Comentario

Joshua Bell

Un hombre, en una estación de metro en Washington, comenzó a tocar el violín, en una fría mañana.
Durante los siguientes 45, minutos interpretó seis obras de Bach. Durante el mismo tiempo, se calcula que pasaron por esa estación algo más de mil personas, casi todas camino de sus trabajos.

Transcurrieron tres minutos hasta que alguien se detuvo ante el músico.
Un hombre de mediana edad alteró por un segundo su paso y advirtió que había una persona tocando.

Un minuto más tarde, el violinista recibió su primera donación: una mujer arrojó un dólar en la lata y continuó su marcha. Unos minutos más tarde, alguien se apoyó contra la pared a escuchar, pero enseguida miró su reloj y retomó su camino.

Quien más atención prestó fue un niño de 3 años. Su madre le tiraba del brazo, apurada, pero el niño se plantó ante el músico. Cuando su madre logró arrancarlo del lugar, el niño continuó volviendo la cabeza para mirar al artista. Esto se repitió con otros niños. Todos los padres, sin excepción, les forzaron a seguir la marcha.

En los tres cuartos de hora que el músico tocó, sólo siete personas se detuvieron y otras veinte le dieron dinero, sin interrumpir su camino. El violinista recaudó 32 dólares. Cuando terminó de tocar y se hizo el
silencio, nadie pareció advertirlo. No hubo aplausos ni reconocimientos.

Nadie lo sabía, pero ese violinista era Joshua Bell, uno de los mejores del mundo, tocando las obras más complejas que se escribieron alguna vez, en un violín valorado en 3.5 millones de dólares. Dos días antes de su actuación en el metro, Bell había colmado un teatro en Boston, con localidades que promediaban los 100 dólares.

Ésta es una historia real. La actuación de Joshua Bell de incógnito en el metro fue organizada por el diario The Washington Post como parte de un experimento social sobre la percepción, el gusto y las prioridades de las personas. La consigna era: en un ambiente banal y a una hora inconveniente, ¿percibimos la belleza? ¿Nos detenemos a apreciarla? ¿Reconocemos el talento en un contexto inesperado?

Una de las conclusiones de esta experiencia, podría ser la siguiente: Si no tenemos un instante para detenernos a escuchar a uno de los mejores músicos interpretar la mejor música que se ha escrito, ¿qué otras cosas nos estaremos perdiendo?

Vídeo de Joshua Bell:
http://www.youtube.com/watch?v=hnOPu0_YWhw

Publicado en Personal | Deja un comentario

Que sabe nadie

Quisiera ser libre para hacer lo que me apetece, ir donde quiera, decir lo que me parezca, besar a quien me enternece, hacer el amor con quien deseo, dormir cuando tengo sueño, comer cuando tengo hambre, beber cuando tengo sed, consolar a quien me hace suspirar, reír con quien me agrada, conversar con mi gente, descansar cuando estoy cansado, acariciar a quien lo necesita, llorar con el desgraciado, acompañar al solitario, consolar al desolado, mimar a los tiernos, coquetear con las mujeres, acompañar a los ancianos, abrazar a los que pierden, arrullar a los niños, unir a los enemigos…quisiera tantas cosas y tengo tantos proyectos, que solo tengo tiempo para imaginarlos o para soñarlos o para idealizarlos. Y por eso me llaman soñador y por eso me dicen mujeriego, y egoísta e indolente, insensible, flemático, pasional  y vehemente.

Mas que sabe nadie como es mi vida, que sabe nadie que parte vivo y que parte sueño. Unas cosas parece que las hago…y las sueño, y otras muchas las vivo soñando, que al fin y al cabo, no es mas que otra forma de vivir tus sueños.

Y que soy yo al fin y al cabo, mas que un hombre imperfecto. Pero qué es un hombre, si no puede vivir sus sueños. Yo los vivo, incluso cuando te parezca que no lo estoy haciendo.

Publicado en Personal | 4 comentarios

Una de monos

De todos es sabido que los monos cuando están ociosos, o disimulando o vagueando, proceden a espulgarse unos a otros o, como diría mi amigo el Pater, entre ellos mismos.

No digo yo que no sea mono, pero al menos si proclamare que no ostento pulgas y por tanto, en otros menesteres menos onerosos –y mas satisfactorios- he de andar afanado.

Y digo afanado y digo bien, ya que hay quien se ocupa y quien se afana. Y aun siendo muy próximas sus semejanzas son sutiles su apreciaciones y aun mas distantes sus conclusiones.

Cuando una persona se ocupa de algo lo hace con un esfuerzo no exento de interés pero no implicita el impulso, el ímpetu, la fogosidad. En cambio cuando alguien se afana en cualquier propósito, esta firmemente comprometido a llevarlo a cabo. Esta apostando por ello y va mas allá de sus obligaciones.

 

Me dicen mis amigos que no escribo y que con la que esta cayendo, fíjate el Toni que cabron que no nos dice nada y lo formalito y callado que pasa los días y las semanas.

Y escribe de poesía, que es lo que harían los monos si fueran evolucionados y quisieran disimular o vaguear o no cagarse en la puta madre que parió a unos cuantos.

La poesía es algo pelin hortera y como las películas clásicas y la opera y el sexo liberal, solo apto para determinadas mentes…plurales. Yo no soy un poeta, igual que un albañil no es un ingeniero o un  conductor de coches un piloto de F1. Servidor pasa por ser un juntador de palabras que, con mayor o menor fortuna, da forma a unas ideas y/o tornea plásticamente lo que normalmente digo con cierta vehemencia, ardor o pasión. O todo junto, válgame Dios que uno todavía es joven.

Así que procuro disimular cuando leo la prensa, disimulo cuando escucho la radio y sus contertulios, disimulo cuando veo los informativos de las televisiones, disimulo cuando los taxistas me cuentan sus puntos de vista, disimulo durante las comidas y cenas, disimulo todo el rato. Y no me va mal. Aquí en este país nos hemos especializado en defender y rasgarnos las vestiduras con las causas perdidas y mirar para otro lado cuando la cosa merece la pena. Esto último, sobre todo, si no nos afecta directamente.

Y entonces pienso: “y si todo el mundo lo hace y fíjate que felices son todos…¿por que yo no?.Y entonces me doy al Pampero y me pongo a escribir poesía que es muy de progre y a las mujeres les encanta esa vena literaria y romántica que nos sale a los brutos cuando menos se lo esperan.

Claro que hay unos cuantos españoles que no me leen, ni valoran el esfuerzo, ni me arengan en mi atrevimiento con la rima. Están, esos reaccionarios, intentando que a sus familiares y amigos los suelten unos pobrecillos piratas por allí por el Indico africano. No paran de sembrar la discordia ni de alterar la paz social con sus reivindicaciones de libertad. Habrase visto que tocahuevos. No se dan cuenta que lo importante aquí es que un juez haya traído a dos piratillas contra su voluntad e infringiendo el código H barra 3 capitulo 2 del código M de la convención de Ginebra. Y que uno de ellos tiene pelillos en el ombligo pero no tantos como debería así que, oyes, a lo mejor es menor de edad y fíjate tu, que como vamos a retenerlo con lo guays que somos. Y al fin y al cabo hemos sido malos y el juez que los trajo como quiso salir en los periódicos antes y ahora también, pues dice que no, que oiga que hay que soltarlos. Pero hay que soltarlos de acuerdo con la ley, y la ley dice que si son piratas son malos y si son malos tienen que ir a la cárcel y no se pueden soltar. A no ser, claro, que se modifique la ley o el gobierno los indulte porque no son malos. O tal vez si son malos, pero si fueron malos allí y ahora están aquí donde igual no son tan malos ni tan mayores de edad, vamos, igual ni siquiera son piratas aquí. Tal vez allí si pero aquí, no. Y mira, además resulta que los que si parece que lo son y que, oh cielos, tienen a treinta y pico españoles secuestrados allí, los quieren con ellos porque si no dan matarife a unos cuantos compatriotas.

Y sale el primero de los españoles con ese aire de enfado estudiado que pone cuando miente como un bellaco y no sabe que hacer, pidiendo paciencia a las familias y cuidadin a los terroristas, que tenemos a Chacon y a Moratinos “ocupados” en el tema y cuando menos se lo esperen vamos a pagar el dinero sin rechistar y, puestos a ser majos, incluso se lo van a llevar en mano los dos pájaros que tenemos aquí un día en la cárcel y otro en un centro de menores, para que no se estresen mucho que hay gente muy mala en las penitenciarias españolas.

Y ya me están entrando ganas de poetizar, porque fíjate Pepe Luis que ya me anime yo a escribir no hace mucho que esto pasaría. Que hay gente que no ha ido a la escuela ni ha hecho una carrera, y no sabe maneras ni tiene educación, y que me da a mi que los piratas somalíes no son licenciados o diplomados en relaciones internacionales. Y lo mismo con la ministra y el ministro no se entienden mucho. Y tampoco los familiares de los apresados, que igual si están versados y son estudiosos y estudiados, se entienden mucho con el ministro y la ministra. Y seguramente la mayoría de los españoles si no fuéramos tan gilipollas y tan lamepijos y nos pusiéramos a pensar en que hoy por ti y mañana por mi y que entre nosotros tenemos que cuidarnos gobierne quien gobierne, pues tampoco nos entenderíamos muy bien con los ministros y ministras que lo único que quieren es seguir en el cargo y que no alboroten los vascos y las vascas marineros y marineras.

Y para que no se descojonen mucho los franceses y los ingleses –que también tienen barcos por allí pero que no se arrima nadie a ellos- de nosotros y no tengamos que volver a pasar cada cierto tiempo por lo mismo, pues igual era bueno que el gobierno se pusiera a espulgarse un poco unos a otros o entre ellos mismos incluso, y dejaran a la Armada que hiciera algo de poesía con el Alakrana, metiera en vereda a los piratas y nos respetaran un poco en el mundo para variar. Vaya, que podian hacer un poco el mono en este caso igual que lo hacen en otros muchos, y dejar a quien tiene que hacer lo que tiene que hacer y luego dar un paso al frente y decir, si, se hizo lo que habia que hacer y punto. Con un par de huevos. Y que vayan los Bardenes y los Victor Manueles y Ana Belenes a pintarse las manos de blanco por los pobres piratitas somalíes muertos a casa de su puta madre.

Y como soy un paisano ligeramente tosco en mis formas, brusco en mis modales y agreste en mi estilo, echo muchos de menos aquellos tiempos hace algunos siglos cuando se decía de los españoles algo que creo que quedaría bien en cualquier epitafio de un hombre que se precie:

 

«Va como debe ir vestido / fía poco en el hablar / mas si llega a pelear / siempre será lo que ha sido».

Publicado en Personal | 4 comentarios

Mensajes de otoño

Va y viene la vida con su mensaje imperfecto;

Con sus historias cambiantes

Con sus borrosas imágenes

Sus inciertos anhelos

 

Va y viene sin timon ni gobierno

Sin rumbo ni freno

Sin puerto ni amarre

Ni refugio ni aliento

 

Va y viene y me lleva a remolque

Como pajaro al viento

Como promesa sin fecha

Como lobo y su miedo

 

Y medio de todo

Entre  orquesta y aplausos

Entre llantos y  sueños

Entre  risas y cuentos

 

Me muevo despacio

Como nube en el cielo

Como espuma en la ola

Como tigre al acecho

 

Disfrutando  mi vida

Luchando sin tregua

Sufriendo en silencio

Viviendo el momento

 

Asi como vivo

Asi como lucho

Asi como sufro

Asi como siento

Publicado en Personal | 5 comentarios